Blog

En medio del espejo

4 de diciembre de 2015
  • 41
  •  
  •  
  •  

Estoy en medio del espejo. En el momento en que imagen y reflejo se cruzan. En la intersección entre las dos partes de mi vida. Como un recién nacido que ha dado el paso más importante y ahora mira desde aquí, desde el otro lado. He cruzado y me encuentro donde antes estaba la primera mitad: en el principio de todas las cosas.

Todo queda ahí, en el cruce de caminos y de tiempos pasados que nacen en el lado del espejo en el que estoy ahora, desde el que observo mis días entrelazarse con los de quienes vivieron antes; con los de aquellos que sonríen al buscar conmigo su propia imagen. O cuando me visto por las mañanas, escribo o salto a la calle porque no hay más remedio que seguir. Ahí está, el cruce de las generaciones, de los cercanos y queridos, de los innombrables, de los lejanos y desconocidos, pero todos en el mismo momento, en el mismo reflejo, en el mismo tiempo y con la vida a ambos lados.

Veo a mis padres cuando su tiempo era como el que hoy es mío. El espejo refleja los tiempos pasados; los de las generaciones anteriores. Puedo ver cómo pasaron por los mismos momentos por los que yo paso ahora; como tuvieron el tiempo entre las manos y pensaron en el pasado, aún cercano, y en el futuro cuando eran demasiado jóvenes para que les importara. Y observo aquellos días en los que se casaron, o en los que mi abuelo cortejó a su mujer o mi bisabuelo volvió de América con el ansia del que ha vivido fuera. Las victorias, la derrotas, los sueños, la verdad: el tiempo recobrado en mi propio reflejo.

Ahí me encuentro, en el continuo del tiempo. En el paso hacia el otro lado del espejo, hacia mis propios días. O quizás entre las vidas paralelas. ¿Quién sabe?

En: Blog 4 comentarios

Comentarios

  1. Djamila Talantikite dice:

    Me gusta mucho y me recuerda a los escritos de Antonio Machado…..sobre todo cuando dice “escribo o salto a la calle porque no hay otro remedio que seguir” …caminante no hay camino se hace camino al andar…….dijo Machado.

  2. Belén Argaya dice:

    No existen instrucciones para cruzar un espejo, pero cuando lo consigues eres capaz de saber algo que antes no sabías. Un post interesante que sin duda me ha hecho reflexionar.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad