Blog

Desdoblar el tiempo

13 de febrero de 2020
  •  
  •  
  •  

La infancia, San Sebastián, el tiempo, los días que caen deshaciéndose de mí… Todo eso llamó ayer con la voz de Nicolás: su madre, mi tía María Esther, había muerto la noche anterior.

Sentí el dolor jugando entre los dedos.

Sentí que con mi tía volvían a morir mis padres, mi abuela, mi primo Miguel…

Por la noche compartí cama con todos ellos; con la familia a un lado y otro del tiempo, con los recuerdos y la imaginación abrazados. No había diferencia, el pliegue del tiempo se esconde durante el sueño en el mismo lugar que la muerte.

Hoy he caminado sobre ese círculo, sobre ese pliegue ausente.

Todo sigue ahí. La infancia, San Sebastián, el tiempo, los días que parecen haber dejado de caer… Todo con la voz hoy presente.

He perdido la confianza en la muerte, en ese poder omnímodo del que presume. No la he visto esta noche en mi sueño y tampoco la he visto caminar por el tiempo desplegado. Solo he visto un círculo único caminar tras la segunda estrella a la derecha.

En: Blog 0 comentarios

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad