Blog

Ahí donde soy

9 de abril de 2019
  • 30
  •  
  •  

Abrazo la profundidad de sentimientos, el abismo al que a veces me asomo, la luz a la que me acerco, el miedo y la incertidumbre que las envuelve. Pero lo abrazo porque ahí, en esa incertidumbre, en esa cima desde la que atisbo la sima más profunda, ahí soy. 

Agarrado al humano impulso de la interrogación que nos engendra, sabiendo que nunca habrá una respuesta definitiva, pero escuchando “los grandes vientos de debajo de la tierra”, como decía Kafka, sumergido en las profundos remolinos del pensamiento, entre lo visible y lo oculto, entre lo apresable y lo inalcanzable. Ahí soy sin entender; con todos mis poros vomitando duda a borbotones; ahí soy sintiendo el amor más profundo agarrado a la melancolía que besa la condición humana en el rostro del poeta. Ahí, solo ahí, soy.

En los pasos a los que se pega la tierra, en los sueños a los que se agarra el hombre, en los ojos desbordados del amor, en la tinta roja que mana de mis venas.

Al cerrar los ojos, en el silencio imposible, en las miles de palabras que cantan imitando la voz de cada uno de los dioses.

En las palabras rotas y recogidas y acariciadas y recompuestas de mi voz.

En tus palabras lejanas que llegan con fuerza a mi corazón, que anidan y se quedan y me hablan cuando callo, cuando trato de pescar palabras y sentimientos entre las preguntas y los días.

En: Blog 3 comentarios

Comentarios

  1. ELENA dice:

    Que verdad es Gonzalo,y que bonita forma de darle forma ……..Como siempre un placer leerte

  2. Cesar Ramos dice:

    Enhorabuena Gonzalo por tu maravilloso rincón de poesía siempre llena de los sentimientos más profundos

  3. Raúl Domínguez Casado dice:

    Ahí somos todos

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad